CLUB ATLÉTICO TALLERES

Tomás Lawson, hombre clave en la fundación del club.

Lo que hoy es nuestro Club Atlético Talleres, nació hace 103 años en el seno del Ferrocarril Central Córdoba. Allí, los empleados dieron el primer paso, impulsados por la pasión del fútbol. El hombre clave fue Tomás Lawson. En homenaje a la institución que los juntó, el 4 de octubre de 1913 se fundó el Club Atlético Talleres Central Córdoba. La reunión fue en la Biblioteca Vélez Sarsfield. Allí se firmó el acta fundacional y se nombró a Lawson como presidente.

El nuevo CATCC envió la solicitud a la Federación Cordobesa de Fútbol y la misma fue aceptada en abril de 1914.  En mayo, ampliando su llegada a todos los empleados del ferro, el club cambió de nombre a Central Córdoba Atlético.

En marzo de 1915, el club tomó definitivamente los colores que son nuestros hasta el día de hoy: azul y blanco. Ese mismo mes, inauguró su primera cancha: fue en la calle Roma, en General Paz. Nunca la usó de manera oficial.

Dos años después, un partido con Belgrano terminó en escándalo y el CCA fue desafiliado de la Liga Cordobesa. El regreso se dio en 1918, pero Central Córdoba debió cambiar su nombre y su fecha de fundación para ser nuevamente aceptado. Así nació el Club Atlético Talleres, fundado el 12 de octubre de 1913. El debut fue el 28/4/1918, en un 6-2 vs Correos y Telégrafos.

Parte del plantel multicampeón de la década del 20.

Entre 1921 y 1924, Talleres hizo historia y logró cuatro títulos consecutivos. Algo inédito hasta el momento.

Ya en 1930, con el club en constante crecimiento deportivo y económico, apareció un nuevo sueño: el estadio. El 16/11, la asamblea aprobó la construcción de un estadio en los terrenos donados por Francisco Espinoza Amespil. En mayo de 1931 se colocó la piedra basal. El lugar: el que ya sabemos. ¿Qué venía? Nuestra Boutique de barrio Jardín. La construcción del estadio duró 4 meses y 10 días y la inaguración fue el 11 de octubre de 1931.

La Boutique con tubulares y albergando más de 25 mil personas.

Entre 1938 y 1949, la T se quedó con 7 de los 12 títulos Oficiales de LCF, más 5 torneos Preparación. La década del 50 trajo 6 títulos más, la aparición del “estilo Talleres” y finalizó con un año clave en nuestra historia: en 1959, Talleres le ganó 5 veces consecutivas a Belgrano, pasó al frente en el historial y jamás bajó del primer lugar. En enero de 1961, el Albiazul recibió al Flamengo en La Boutique y jugó por primera vez un partido nocturno en su estadio.

En 1963, el club cumple 50 años de vida y lo hace a lo Talleres: vence a Instituto de visitante y alcanza los 41 títulos.

El equipo de 1969.

1969 es un año clave para nuestra historia moderna: llega la primera clasificación al Campeonato Nacional. La T lo logró tras vencer a Sportivo Belgrano en el Clasificación 69 y, luego, eliminando a Chaco For Ever en el Regional del mismo año. En su primera experiencia nacional, Talleres finalizó 11º entre 18 equipos y sumó 6 victorias, 2 empates y 9 derrotas.

En 1970, empezó la década más sobresaliente del fútbol cordobés a nivel nacional, con Talleres como gran protagonista. 1974 fue el año clave, que empezó nada menos que con la asunción de un nuevo presidente: Amadeo José Nuccetelli. Si se pudiera decir un día exacto, la Era Dorada de Talleres comenzó el 21 de agosto de 1974. El lugar: Alberdi. Aquel día, Talleres venció 2-0 a Belgrano y ganó el Oficial luego de 5 años. Para el recuerdo, quedó el zapatazo de Daniel Willington. Así empezó una época gloriosa de nuestra historia, con protagonismo nacional y hegemonía absoluta a nivel local.

Amadeo Nuccetelli, uno de los dirigentes más emblemáticos de la historia de Talleres.

En 1974, Talleres vuelve al Nacional y lo hace con una buena actuación: tras ganar su grupo, quedó cuarto en la Ronda Final. En 1975, llega Adolfo Pedernera como DT y Talleres vuelve a clasificar puntero y finaliza sexto en la Ronda Final. 1976, otro gran año: llegó Rubén Bravo como entrenador y Talleres alcanzó un invicto de 66 partidos en la Liga Cordobesa.

En Córdoba, no tenía rival: Talleres ganó 6 títulos consecutivos entre 1974 y 1979. Récord absoluto. En 1980, resolución 1309 mediante, la T dejó la Liga Cordobesa y pasó a competir en el ámbito metropolitano. La década del 80 no tuvo el brillo de la anterior, pero también dejó buenos momentos para la historia del Matador: para destacar, quedó el 3º puesto en el Metro 1980, el 6º lugar en 1989 y las Semifinales de los Nacionales 1982 y 1984.

Ya no hay vuelta atrás: el penal de Oste será gol y Talleres será campeón ante Belgrano.

En 1993, Talleres descendió por primera vez y volvió a Primera al año siguiente, venciendo a Instituto en la final del Octogonal. Lamentablemente, en 1995 se da otro descenso y la T ve frustradas sus chances de ascenso en 1996 y 1997. Pero el fútbol da revancha y Talleres la tuvo en 1998, con la final del siglo, el gol del Lute y la vuelta en la cara.

Talleres cerró el milenio a pura alegría y en 1999 obtuvo la Copa Conmebol: primer y único título internacional cordobés. En el arranque del 2000, la T siguió haciendo historia y, tras muy buenos torneos, clasificó a Copa Mercosur y Copa Libertadores.

Un festejo histórico: Talleres campeón de la Copa Conmebol.

En 2004, el Matador pierde la promoción con Argentinos Juniors, desciende y empieza una década negra para el club. En 2009, la crisis se agudiza y Talleres desciende al Torneo Argentino A: la tercera división del fútbol argentino. En años de pocas alegrías, Talleres se destacó por su enorme caudal de gente, que acompañó de local y de visitante.

En 2013, Talleres vuelve a la B Nacional con otro hecho histórico: su gente llena el Kempes de punta a punta. 2014, el peor año: Talleres toca fondo, vuelve a descender y pierde dos finales para el ascenso.

2015, la resurrección: ya con Andrés Fassi y Frank Kudelka, el equipo gana el Federal A y vuelve a la Primera B Nacional. 2016, la vuelta: Talleres regresa a Primera División como campeón invicto y batiendo récords propios y ajenos.

Pablo Guiñazú festeja uno de los goles más importantes de la historia del club: el que significó la vuelta a Primera luego de 12 años.

En la actualidad, Talleres está en la máxima categoría del fútbol argentino y, además, cuenta con más de 10 disciplinas que se practican en el club.